Mecanizado de delrin

El mecanizado es un gran mundo de posibilidades que ha permitido a las grandes empresas crecer tanto en producto como para generar más empleo. El mecanizado de los plásticos posibilita la elaboración de piezas y componentes a medida. Las empresas grandes siempre buscan una alta calidad de productos. De esta forma, ofrecerán los resultados finales deseados al cliente. Por ello, tienden a expandir la capacidad del tipo de material con el que trabajen. 

Los plásticos se han convertido en un excelente material para crear todo tipo de piezas. Uno que actualmente tiene gran relevancia es el termoplástico técnico, cuyas propiedades lo hacen perfecto para un amplio abanico de posibilidades. Desde grifos mezcladores, hasta componentes de la mecánica de precisión, y mucho más.

¿Qué tipo de material es el delrin?

Para tener una idea más clara de las ventajas del mecanizado de delrin debemos saber en qué consiste. El delrin es un copolímero de acetal que se trata como termoplástico técnico. Gracias a sus grandes características hace que el mecanizado de delrin sea fácil y se convierta en una técnica innovadora para las grandes industrias. 

Esta resina acetálica tiene una estructura altamente cristalina. Sus propiedades son una gran resistencia mecánica y su gran resistencia a la fatiga y a la temperatura. Siendo perfecto si se necesita un componente pequeño con dimensiones estables. Es su estabilidad dimensional la que permite no ceder ni a la humedad ni a la temperatura. Posee muy buena dureza y rigidez y se emplea para el mecanizado en tornos automáticos y para ultramecanizados.

Características del mecanizado de delrin

El mecanizado de delrin se realiza sin problemas debido a que este material tiene bajo coeficiente de fricción (comparado con el acero es de 0,1 a 0,3), alta termoestabilidad (tolera temperaturas desde -120 hasta 115 °C), gran estabilidad dimensional y resistencia a la hidrólisis.

Además, posee un comportamiento elástico parecido al del acero, buen coeficiente de deslizamiento y un dieléctrico muy bueno para no absorber humedad, lo que lo hace ideal para su uso en piezas para instrumentos eléctricos y de telecomunicación. Posee una alta resistencia al impacto y es capaz de recuperar su elasticidad. Su rango de temperatura de trabajo va de los -40 a los 90 °C, resiste a la gasolina y resiste muy bien a los choques. 

Aplicaciones del mecanizado de delrin

El mecanizado de delrin es común verlo usado en válvulas, ruedas dentadas, jaulas de rodamientos, además de engranajes, bujes, roldanas, sinfines, tornillos, arandelas, poleas, etc. Así como en componentes de la mecánica de precisión y textil, niveles de combustible, guarniciones, mecanismos de control y conteo, componentes de carburador, grifos mezcladores, relojería, bomba de contacto con agua caliente o fuel, rodillos, tornillos, tableros.

Finalmente, al ser fisiológicamente inerte, puede estar en contacto con los alimentos sin ningún problema.

Umesal, la compañía dedicada al mecanizado de delrin y otros materiales

En Umesal llevamos a cabo el mecanizado de cualquier tipo de material. Gracias al avance tecnológico que se requiere a una empresa de esta magnitud, también realizamos el mecanizado de delrin y de materiales plásticos. Somos una empresa líder en mecanizado para la fabricación de piezas a medida, de prototipos y de maquinaria para diversos sectores industriales como el aeroespacial, automovilístico o ferroviario. 

Además de materiales plásticos, también mecanizamos materiales como acero inoxidable, aluminio, titanio, etc. Usamos la más alta tecnología como el mecanizado CNC. Ponte en contacto con nosotros para más información. Nuestro taller de mecanizado se encuentra en calle de la Closa, 4 en Moncada, Valencia.